Invernaderos solares

Un método de producción sostenible y eficiente para cubrir las necesidades alimentarias de los europeos durante todo el año. Aprovechan la energía del sol y protegen los cultivos frente a fenómenos meteorológicos adversos para obtener frutas y verduras de la máxima calidad.

El Sector

Los invernaderos solares se encuentran en el sureste de Europa, una región semidesértica que se ha transformado en un vergel, referente mundial en agricultura sostenible:

  • Producimos más de 3 millones de toneladas anuales de frutas y verduras frescas.
  • Alimentamos a 500 millones de europeos durante todo el año.
  • Producimos el 25% de todas las frutas y hortalizas que necesita Europa.
  • Damos empleo a más de 200.000 personas de forma directa e indirecta.

Así Funcionan

Los invernaderos solares combinan las técnicas agrícolas tradicionales de la zona con la tecnología y la incorporación continua de innovaciones, para mejorar la productividad, la calidad y la sostenibilidad de los cultivos:

  • Utilización de los enarenados, las cubiertas de plástico y los sistemas de riego por goteo para generar un microclima y mejorar la productividad y reducir el consumo de recursos.
  • Empleo del control biológico de plagas para producir frutas y hortalizas sanas y sabrosas.
  • Utilización de variedades de semillas adaptadas a las condiciones de la zona y las necesidades del consumidor.

Efectos Positivos

La agricultura de invernaderos solares no sólo ha contribuido a aumentar la productividad del sector, sino también el desarrollo local en varios aspectos:

  • Reducción del impacto medioambiental y contribución a la lucha contra el cambio climático.
  • Contribución al desarrollo de la economía local, de forma directa e indirecta.
  • Agricultores mejor preparados, mayor integración de la mujer y del trabajador inmigrante.

Las Personas

El capital humano es una de las claves del éxito de los invernaderos solares.

  • Las mujeres representan el 71% del empleo en empresas de comercialización y el 30% en campo.
  • Las contrataciones de inmigrantes suponen ya un 65% del total de empleos.
  • Más del 80% de los agricultores cuentan con formación reglada.